//“Lo humilde del club me llego”

“Lo humilde del club me llego”

SD1°: En esta época de pandemia siempre rompo el hielo con la misma pregunta. ¿Cómo te está tratando la cuarentena en tu vida normal?

Alejandro Rodríguez: Bien, tratando de llevarla. Te corta muchas cosas lamentablemente, es algo que nos tenemos que cuidar entre todos, y así poder salir adelante. Lo que uno está acostumbrado hacer, no lo puede hacer, de todos modos a mí me toca trabajar igual, no pare en ningún momento. Por lo menos para mí es un punto a favor. Por ahí hay gente que no está trabajando y no está cobrando. Por suerte, mi trabajo no se paró para bien. Lo otro, te corta todo, estábamos a una semana de arrancar en la liga y lamentablemente no se pudo. No sabemos cuándo vamos a volver. Tratamos de adaptarnos a lo que dice el gobierno, me parece que fue muy acertado

SD1°: ¿Qué haces en los tiempos libres? Miras películas, series… si tenes alguna para recomendarle a los muchachos…

Alejandro Rodríguez: Por ahí no miro mucho porque mi nena me agarra el tele y ella quiere ver dibujitos todo el día. Cuando puedo, trato de ver una película. Películas basadas en la vida real, sucesos que hayan pasado. Vi hace poco una serie en Netflix que se llama “Juego de caballeros”, trata de la historia de cómo comenzó el futbol en Inglaterra y del primer jugador pago que hubo en ese entonces. Está muy buena, es recomendable, me gustó mucho. Me tiene que gustar el tema para seguirla, si no soy más de ver una película, pero basada en los hechos reales. Siempre cuando puedo y me dejan. Es una pelea constante con mi nena por el tele. Miras la tele, te inundan de noticias del virus, o si no, pones canales de deportes y te pasan partidos de hace 10.000 años y no te queda otra que mirar películas o series

SD1°: Hace pocos años que con SD1° estamos en el ascenso de la LSF, y te conocemos con la camiseta de Defensores de Peñaloza. ¿Podes hacer un repaso de tu carrera?

Alejandro Rodríguez: En LSF hice infantiles e inferiores en Colon, inferiores en Ciclón Racing, inferiores en Nacional. A los 15 años debute en 1° de Nacional y ahí me mantuve. Tuve la suerte de jugar en el seleccionado de la LSF  sub-15y sub-16. Con la sub-16 nos coronamos campeones en el torneo de Camboriú, un torneo internacional. A los 17 años me fui a México, estuve entrenando en el club León. Entrenando en un seleccionado entre 2da o 3er equipo que tienen ellos. Estuve jugando en la liga de León, hasta que después decidí volverme por unos problemas que pasaron que fueron ajenos a mí. Luego seguí en Nacional hasta el 2009, en el 2010 me fui a jugar a la Liga Esperancina, a Alumni de Laguna Paiva, 2011 en Mitre de Esperanza, 2012 en Juventud de Laguna Paiva, jugué medio año. El otro medio año en Pucara, y por temas laborales, estuve un año sin jugar. Se me complicaba para entrenar. En el 2015 me hablaron para jugar en Don Salvador, jugué más de medio año, lamentablemente tuve un accidente en mi moto. Me choco un auto, me quebró el tobillo, 3 dedos del pie, me corto la cara, estuve bastante jodido. Más de medio año sin hacer nada recuperándome. Quise volver a jugar el otro año y me costó. A mitad de año me fui a jugar a Floresta,  termine jugando 1 año y medio allí. Después me hablaron de Peñaloza. Jugué 2 años y este año me hablaron nuevamente de Don Salvador. Estaba ansioso por volver a jugar y pasó esto

SD1°: Me gustaría indagar sobre tu experiencia en México. ¿Qué te sorprendió allí?

Alejandro Rodríguez: Si bien no pude jugar donde yo quería, estuve entrenando en el mismo complejo donde entrenaba la primera, en ese entonces estaba Vilallonga y Sarria, el 9 y el 10. Fui a verlos en partidos amistosos y oficiales. Es lindo entrenar ahí, estaba en el seleccionado entrenando con los chicos de ese país. Estuve viviendo un tiempo solo, un tiempo con mi representante, otro tiempo con otros chicos, me trataron todos muy bien. La gente allá es muy cálida, un lugar tranquilo, hermoso, León Guanajuato. La idea era quedarme, cumplir mi sueño, lamentablemente pasan cosas que no dependen ya de uno. Una linda experiencia, mi primera vez en avión, salí muy joven a los 17 años, en ese entonces era chico. Todo lindo, desde el primer día que me fui hasta el último que llegue, una hermosa experiencia. Hice muchos conocidos, no te digo amigos porque la palabra amigo es muy grande. Conocí a muchas grandes personas allá, y conocí a argentinos los cuales me hablaba hasta hace un tiempo. Me hubiese encantado quedarme a jugar pero no se pudo dar. Jugué en la liga de la ciudad, es como una LSF de allá. Lo hice un tiempito ahí para moverme mientras se solucionaba un problema, problema el cual me tuve que venir. Un consejo a los chicos, si tienen la oportunidad y se da todo como para ir, ni lo piensen, váyanse, es lo más lindo del mundo, vivir del futbol, que te paguen por algo que amas hacer. Hoy en día nosotros pagamos para jugar al futbol, porque vas a una liga libre y pagas para jugar. Tener todas las comodidades, sea como un trabajo con algo que tanto queres, es algo hermoso y soñado

SD1°: ¿Te dejo muchos amigos el futbol?

Alejandro Rodríguez: Por suerte sí. Tengo muchísimos amigos gracias al futbol. Amigos que hasta el día de hoy nos seguimos viendo, amigos de toda la vida. Más allá de fomentar lo que es del deporte y demás, es hermoso, conoces mucha gente. Liga Esperancina me ayudo a conocer a muchos pueblos que ni conocía. Gente, la verdad que son geniales. Donde he ido siempre me han tratado muy bien. Ha quedado esa amistad, siempre escribirnos, siempre hablarnos, preguntarnos como estamos. Acá en la liga también, clubes donde he estado, clubes donde he hecho amigos, muy buenos. Es lo más lindo que hay. Jugas al futbol y de paso haces amigos. Eso es impagable 

SD1°: ¿Qué te motivo regresar a Don Salvador este 2020?

Alejandro Rodríguez: A principios de año me hablo Valentina Vera, me pregunta que iba a hacer este año, donde iba a jugar, y que si me interesaba ir. Mi hermano que lo tuve de técnico en Floresta hace algunos años, él está trabajando en Don Salvador, en el plantel de primera, tuvo en reserva, en inferiores y charlando con él, le pregunto por mí, se comunicó conmigo y tuvimos una charla personal. En principio iba continuar en Peñaloza, junto a los otros muchachos que nos hicimos amigos, tengo muchos amigos ahí, ya habíamos hablado. Lamentablemente las cosas no se dieron como esperábamos, pretendíamos que se cambiaran algunas cosas y no se pudo dar. La idea era cambiar de aire, con una mentalidad nueva, con ganas de ascender, es lo que me falta, un ascenso. Estuve en las puertas muchas veces con Nacional y no se pudo dar. La idea era formar un equipo competitivo y estar dentro del plantel con aspiraciones a primera. Eso básicamente me sedujo para volver a Don Salvador

SD1°: Contame lo mejor que te dejo tu paso por Peñaloza

Alejandro Rodríguez: Lo mejor que me dejo, son las amistades. Conocí mucha gente, la gente trabajadora del club, después mis compañeros, siempre estuvimos unidos, y tirando para adelante más allá que los resultados no se daban como lo esperábamos. Siempre unidos. Muchos chicos, muchos grandes, siempre éramos muchos entrenando. Eso hace más fuerte al grupo. Nos seguimos viendo, tenemos grupo de whatsapp, con muchos de los chicos que nos hicimos amigos. Nos seguimos hablando, la idea era continuar en el club, ojala podamos retornar pronto todos, más allá que cada uno haya elegido su camino, por la idea es volver. El club en sí, lo humilde del club me llego y lo buena que es la gente, que trabaja ahí. Parte de mi corazoncito está ahí, en Peñaloza, es un club que aprecio mucho, que quiero mucho y siempre quiero que le vaya bien. Más allá que estuve 2 años, le agarre mucho cariño y me encantaría ayudar siempre en lo que pueda

SD1°: Hablame del mejor gol que hiciste y el mejor partido que jugaste

Alejandro Rodríguez: La verdad es que tengo varios goles gracias a Dios. Te puedo decir uno en Nacional en el año 2006, antes se jugaba el torneo Apertura oficial que era un torneo más corto y el Clausura. Nosotros siempre peleábamos con La Salle palo y palo, teníamos muy buenos equipos los 2. Llegábamos siempre a las finales. En el Oficial, ellos van a jugar a nuestra cancha, faltaban pocas fechas para que se termine el torneo, íbamos empatados en puntos, o ellos iban arriba un punto, no recuerdo bien. 0 a 0. Centro, voy a buscarla, no se quien la rechaza, queda en el aire, hago una chilena y la clavo en el ángulo. Después terminamos ganando 2 a 1, ahí nomás. Al otro partido se definió y pudimos obtener el torneo, ese especial.  Tengo muchos goles de tiro libre, en Nacional, en Alumni, en Juventud de Paiva, en Peñaloza, en todos lados donde estuve hice varios goles de tiro libre y lindos goles. El mejor partido, hay varios. Te puedo decir uno con Mitre, estábamos jugando de local contra Sarmiento, ese día hice 2 goles. Convertí uno de tiro libre y otro de jugada. Luego hice 1 o 2 pases gol, ese partido me acuerdo porque estaba imparable (risas). Hasta vinieron los otros chicos del otro equipo a felicitarme, los dirigentes, todos… eso es lo que tiene la liga Esperancina, la rivalidad esta buena, pero son muy buenas personas y eso es lo lindo de la liga

SD1°: La última, y agradeciéndote por tu tiempo, y como hago con todos los entrevistados en esta cuarentena, comienzo y termino con la misma pregunta: Luego de esta pandemia que estamos viviendo a nivel colectivo ¿Pensas que las personas van a cambiar? O va a seguír todo igual

Alejandro Rodríguez: Mira, te dicen tantas cosas por esto que pasamos, como por ejemplo que es algo político entre 2 naciones la cual se disputan el poder, algo que se les fue de las manos… espero creer que no fue así. Lo escuche en algún lado, para mi puede ser cierto también que puede ser una lección de Dios, que está muy enojado por las cosas que pasan. Por las cosas que los humanos hacemos. Tantas muertes, tantas violaciones, la deforestación, el maltrato no solo a las personas si no a los animales también. Un montón de cosas que son producidas por los humanos. Por nosotros mismos que va llevando a que el mundo se valla como desarmando. Cada vez estoy más cerca de creer en esa reflexión que escuche, que es una lección de Dios que nos está probando como personas, a ver si podemos cambiar. De todos modos lo veo muy difícil a eso, porque las personas somos muy malas, hacemos cosas que no se deben, desde lo más mínimo hasta lo más grave. Espero que pueda cambiar la cabeza a más de uno, y si no, bueno… de todos modos esperemos que esto no vuelva a suceder nunca más por el bien de todos, por la cantidad de muertes que han sucedido por este trago amargo

Comparte este articulo!!