//“No es lo mío estar encerrada”

“No es lo mío estar encerrada”

SD1°: Elsa, ¿Cómo estás pasando esta cuarentena?

Elsa Oronado: Ya al límite. No es lo mío estar encerrada, pero por todo lo que está pasando, debemos cumplir y quedarnos en casa

SD1°: ¿Qué es lo que más extrañas?

Elsa Oronado: Estoy muy acostumbrada a salir, a trabajar  por la mañana y la tarde. Estar en la liga, sábado de futbol, me encanta ir a la cancha porque es mi fuerte.

SD1°: O sea que te sentís como presa en tu casa, al no poder realizar las actividades la cual está acostumbrada

Elsa Oronado: La verdad que no es lo mío esto, como lo dije en un principio, lo respeto, obviamente. Estamos en mi casa con mi esposo y una de mis hijas que vive con nosotros. Mis nietos, uno vive acá a media cuadra  y el otro detrás de mi casa, pero tratamos de no salir para nada. Soy híper activa, tengo un patio hermoso, ando haciendo jardinería, pero no estoy acostumbrada a estar todo el día en mi casa. Me encanta trabajar  y sin palabras, dedicarme a pleno al futbol femenino.

SD1°: Imagino que todo este tiempo en su casa, algunas ideas estarán dando vueltas para poder llevar adelante con el futbol femenino cuando regrese la actividad

Elsa Oronado: Más allá que me mantengo en contacto con los chicos, con Gastón Olivera y Fabricio  y ver cómo vamos a arrancar todo esto, cuando se pueda, lógicamente. También me mantengo en contacto con todos los delegados y DT de cada equipo, preguntándole si alguna de las chicas necesita algo. Con millones de proyectos en la cabeza. Los escribo todos para no olvidarme. Es fundamental es ver cuándo y cómo va a terminar con esto

SD1°: Cambiando un poco de tema. ¿Qué extrañas de Walter? Fue un muchacho que no solo estaba en el futbol femenino de La Casita, también ha colaborado muchas veces con ustedes

Elsa Oronado: Walter era como mi consejero, mi mano derecha. Armábamos cancha, era el que siempre me decía: “Fijate Elsita, en esto, en lo otro”. Es como que estaba protegiéndome. Como que su mano en mi hombro estuvo siempre. Realmente para mí este año me resulta muy difícil porque cada cosa que yo iba a hacer lo consultaba con él. El me daba lo bueno y lo malo. Eso era lo que tenía, como me marcaba lo bueno que hacía, me marcaba lo malo. Realmente era mi amigo. Y hoy no lo tengo, más allá que había preparado el homenaje especial para él, que cuando regresemos a la actividad, es lo primero que haré, es muy merecido, era un gran colaborador conmigo.

SD1°: ¿Podes contarme una anécdota de “Cheva” que lo pinte tal cual era? Puede ser divertida, porque a las buenas personas siempre se las debe recordar bien

Elsa Oronado: Tengo varias. Cuando viajamos a Villa Ocampo, en el colectivo, no recuerdo quien llevaba un mate con una pezuña, y él me decía: ”Mira Elsita, este mate es para vos”. Después, en cada reunión, el algo me decía. Soy una persona que cuando me ataca la risa no se controlarme. Me hacia reír. Me mandaba algo, una cara o algo en el teléfono y yo empezaba a reírme, sobre que me reía, me decía: “Fijate, ahí te están mirando todos, ¿Cómo te vas a reír?, debes estar seria, sos la presidenta del Consejo”… Y yo tenía que decir: “Disculpen, justo me estaba contando un chiste Walter”. Tenía que decir así, pero él siempre me sacaba una sonrisa. Creo que él era así, alegre, divertido, jamás lo vi de mal humor o enojado. Al contrario, pasando momentos malos el mismo, yo pasaba mal momento con mi hija y el me daba fuerzas. Cuando él estaba así, el mismo me decía: “No te pongas mal”. Tal es así que no quería que vaya a verlo a él como estaba, para que no sufriera

SD1°: El “Cheva” fue una gran persona, por eso va a estar en el recuerdo de todos nosotros. Recién comentaste que estabas en contacto con la gente del femenino. ¿Qué consejo le das en esta pandemia la cual estamos atravesando?

Elsa Oronado: El consejo es que sigan unidas, en grupo, como lo han hecho hasta ahora. Tal es así que este año estoy trabajando con Marcela Carrera y Andrea González, les ofrecí a cada delegado de los equipos, aquellos que necesiten una charla, obviamente todo se hace virtual ahora, estamos dispuesto a dársela. Tengo conocimiento que algunas están trabajando en su casa, mandan los videos. Cada una en su espacio, tratando de volver lo más pronto posible y que esto se termine. Más allá que había muchos proyectos, ya me había inscripto con la selección mayor. Estábamos con otras expectativas con una sub14, para comenzar a trabajar y presentarnos. Proyectos de visorias, con Paola Soto y Diego nuevamente como lo habíamos hecho el año pasado. Eso quedo ahora un poco al margen pero creo que de acá a fin de año se vienen muchas cosas buenas. Espero seguir teniendo el apoyo de todos, en especial agradecer a la gente de la liga, en un principio fue Axel Menor, hoy Gustavo Pueyo, y todos los chicos que componen la liga que me están dando esta oportunidad de poder estar al frente de todo esto. No es fácil pero tampoco imposible. Para mí este año, es un gran desafío.   

SD1°: Te hago la última pregunta y aprovechó para agradecer tu gentileza en respondernos. ¿Pensas que las personas van a cambiar en algo o todo seguirá igual después que pasemos esta experiencia a nivel colectivo?

Elsa Oronado: Si, creo en lo personal a mí esto me ha hecho ver otras realidades. Cosas que quizá en un momento no lo valoraba y esto le llevó a dar otro valor. Todos extrañamos las actividades, cada uno en lo suyo. En la parte deportiva también, entiendo la ansiedad de todas las chicas. Ojala que volvamos con mucha más fuerza que antes, y a seguir luchando cada uno en su equipo y todo sea para bien. Esto nos lleva para recapacitar un poco, cada uno en lo suyo…

Comparte este articulo!!