//Un pasito para adelante

Un pasito para adelante

La Selección Argentina jugo su segundo partido por la Copa América Brasil 2021, en el estadio Mané Garrincha de Brasilia, derrotando 1-0 a la selección de Uruguay. Previo al encuentro, se habló mucho de la temible delantera oriental integrada por “Lucho Suarez” y Edinson Cavani. Tienen sus merecidos pergaminos bien logrados a nivel futbolístico. Además el equipo viene precedido con un buen trabajo de Oscar Tabarez; en contrapartida, el seleccionado nacional es un equipo en formación, teniendo como máxima estrella a Lionel Messi. El equipo de Scaloni jugo mejor de lo que se esperaba. Buen arranque en el primer tiempo, como sucedió en los anteriores partidos, abre el marcador de la mano de Guido Rodríguez. Argentina controlo a su rival en todo momento. La duda era si podía mantener este resultado en la segunda etapa, materia pendiente por aprobar del equipo nacional

Seguro en defensa, un “Dibu” Martínez que brinda seguridad cada que se lo requeire, hizo que el equipo celeste sea neutralizado y no comprometa mucho el arco nacional. Esta vez, los de Scaloni pudieron repetir la producción de los primeros tiempos, pudo regular el juego a su favor en los 90 minutos, algo que no supo realizar en los encuentros anteriores. Uruguay busco el empate y la Argentina supo contrarrestarlo. Hay algunos jugadores de la vieja guardia que no están a la altura de lo que se espera de ellos: Otamendi, Di María, y Agüero. El DT nacional está probando muchos jugadores, utiliza esta Copa América a modo de laboratorio para darle rodaje a caras nuevas y está bien: es preferible probar en estas instancias, equivocarse ahora y no en un mundial, como viene sucediendo en los últimos tiempos. 

Nuevamente Messi está poniéndose el equipo al hombro. Es necesario que comiencen a ser más constantes las apariciones de Rodrigo De Paul y Giovani Lo Celso, quienes han demostrado a cuentagotas que son muy buenos socios para Lio a la hora de dialogar con el esférico. El 10 argentino recién está encontrando ese acompañamiento que necesitaba después de muchos años de búsqueda. En Barcelona brilla porque hubo un equipo detrás. En la selección, siempre llevo la carga de hacerlo todo, los hinchas esperaban que sea “Patoruzu” guiándose de los resúmenes de 3 minutos que nos llega de Europa los fines de semana donde exponen lo Mejor de Messi, olvidándose que el partido dura 90 minutos: sabemos el club catalán siempre domina el juego ante sus rivales, pero Messi allá no tiene la pelota en su poder los 90 minutos, en Barcelona es la pieza más importante del equipo, rodeado de jugadores que sintonizan la misma melodía. Este detalle no lo tienen en cuenta muchos hinchas. El seleccionado nacional derroto muy bien por 1 a 0 a un seleccionado Uruguayo que siempre se hace respetar en los clásicos rioplatenses. Por ese motivo, se dio un pasito hacia adelante en el resultado y en lo futbolístico

Comparte este articulo!!